domingo, 25 de diciembre de 2016

Bandeja de tres pisos


A lo mejor recordáis que el año pasado os felicité la  Navidad con esta foto.


Pues, vuelvo a elegirla porque este año, y todos los anteriores, tengo el mismo deseo para vosotros. 

El caso es que me he dado cuenta de que no habia puesto el paso a paso de como lo hice aunque... hay poco que dejar a la imaginación. 

Reciclando que es gerundio.


Cogí tres latas de atún de distintos tamaños que tenía guardadas con idea de hacer este trabajo.


Pedí ayuda a un amigo que es soldador para unir una placa metálica a una varilla roscada, para que hiciera de base de la bandeja.


Elegí unas imágenes vintage, que tanto nos gustan, para transferir a las latas.


Pinté de blanco las latas, realicé el transfer y taladré cada una de las latas en el centro. 


Después pasé la varilla roscada por cada una de las latas, sujetando cada altura con tuercas bien apretadas y ... ya sólo quedaba rellenar de adornos navideños de los miles que hay por casa como cascabeles, piñas y bolas. 

Lo siguiente buscar un par de elementos para componer un bodegón y hacer una sesioncita de fotos, para poder elegir una para felicitaros la Navidad. 


Y hasta aquí el post de hoy. Os animo como siempre a pensar antes de tirarlo todo a la basura. No todo vale, ya, pero hay cosas a las que podemos encontar utilidad, aunque sólo sea decorativa. 


Espero  que paséis unos días muy felices en compañía de los vuestros y que sean el preludio de un año mejor que el que se nos está acabando. Siempre hay que desear más y mejor. Un abrazo para todos. 




jueves, 15 de diciembre de 2016

Una bandeja que es un sol


En el último taller que hicen en Leroy Merlin de Alcorcón, el del marco entelado, entre los desechos quedaron las tablitas que hacen las veces de pie para el marco.
 Mientras las estaba agrupando sobre la mesa para tirarlas se me encendió la bombillita. 


Casualmente sólo recuperé 6, 3 de un tamaño y 3 de otro... las justas para lo que se me había ocurrido. 


Una vez en casa, busqué en el sótano entre las cajas que tengo al retortero esperando su oportunidad y elegí la de la derecha, que provenía de un puzle de madera de alguno de mis hijos. 


Pinté las tablillas de amarillo, aprovechando un "culín" de pintura de tiza blanca que me quedaba con tinte líquido de ese color.


Pinté la caja que iba a ser la base en color blanco.


Imprimí algunos versos de canciones relacionados con el sol. (Invertidos para poder transferir) 

Let the sunshine in
You are the sun you are the rain
You are the sunshine of my life
Ain't no sunshine when she's gone
You are my sunshine my only sunshine


Y después de probar a utilizar cola blanca de carpintero para la transferencia (en vez de el gel que he usado otras veces) este fue el resultado.  


Y así acaba la historia de esta bandeja, que me sirve para dejar el té en la mesa de trabajo sin mancharla.




Como véis, de nuevo reciclando cosas inútiles para hacer algo que resulte práctico. 

Volveremos a vernos muy pronto porque siempre estoy por aquí.