sábado, 30 de julio de 2016

Tarro de besos


Este portavelas, o fotoforo como también lo he oído llamar, lo hice a la vuelta de vacaciones el año pasado, pero no lo había mostrado hasta ahora. Era una forma de concentrar todas las vivencias del verano en una sola cosa. Sol, arena, mar, paisajes, conchas, amor...

Este año tocaba ir a Francia. Salimos el sábado pasado con idea de pasar dos semanas entre París, Disneyland y Normandía pero el coche nos jugó una mala pasada y aunque en nuestros planes estaba hacer noche , a la ida, en Burdeos para pasar al menos un día allí... estuvimos 4, casi secuestrados en el alojamiento, por una avería gorda. Acabamos volviendo a España después de que nada se nos pusiera de cara, talleres, aseguradora... El coche sigue allí a la espera de saber si tiene reparación o irá al desguace.

En fin, rebobino... Galicia, sol, arena, mar, paisajes, conchas, amor...

Os presento un trabajo sencillo de reciclaje, para dar salida a todos estos recuerdos veraniegos.

Para hacerlo necesité:

Un bote grande de cristal.


Un montaje en una foto de 10x15 con la imagen original y otra con el color retocado con Photoshop. Las corté a la mitad y pegué por la cara posterior la una contra la otra para que cambiando la posición del bote se no se viera el revés. 


Utilicé también arena recogida en las playas de Galicia y el norte de Portugal


Pinté la tapa y miré la mejor disposicion de las conchas.


Acabé decidiendo adherir en la tapa la estrella de mar. Hice un cordón de perlé con el tricotin y pegué una caracola en cada extremo.



Así es como luce en la noche.


Y ésta ha sido la pequeñez de hoy, simple y romántica.

Espero que estéis pasando un buen verano, que descanséis y recarguéis las pilas para afrontar el nuevo curso laboral.  Yo seguiré asomándome por aquí de cuando en cuando por si os ha da por pasar.


martes, 19 de julio de 2016

Habemus ganadoras



El día 15 se celebró finalmente e sorteo y ya sabemos el nombre de las ganadoras:

  • Mari Carmen Alcazar Rodríguez
  • Noelia De la Puebla
  • Sara Iglesias Torres
  • Julia Sánchez López

Gracias a las 519 personas que participasteis y suerte en el próximo. 



lunes, 18 de julio de 2016

Cojines del salón


Después de 6 años, llegó el momento de cambiar algunos de los cojines del salón. Los beiges no ha aguantado el trote diario de siestas por turnos y las fibras están muy desgastadas. Me da penita porque tienen un aire romántico que me gusta mucho con las iniciales bordadas y las puntillas de bolillos, pero ya toca.



Busqué entre mis cajas de telas, de los tiempos en los que compraba telas de tapicería de manera casi compulsiva, una que pudiera coordinar bien con el sofá.

Elegí ésta. 


Unas cremalleras y una hora después... 


Siempre me han gustado las tareas de las que por su sencillez ves enseguida el resultado. Y con éstas fundas tenemos de nuevo cojines para un par de años. 

Aprovecho para agradecer vuestras visitas, que en los últimos dias vienen siendo bastante más numerosas, y os emplazo a seguir volviendo cada vez que queráis. Un saludo. 

jueves, 14 de julio de 2016

Protegiendo con Lasur


Después de ver los resultados de este producto en el taller de Lasur hace unos meses, me decidí a repintar cuanto tenía de madera en el jardín delantero. 

Empecé por esta carretilla. 


Elegí un lasur color nogal, pero también utilicé un bote de tinte, de un color indefinido porque es el resultado de ir mezclando los restos de otros colores distintos (cerezo, roble). 
La idea es que no tuviera todo el mismo tono.. 


En esta foto se aprecia mucho el cambio.


Continué por este barreño de madera



El resultado fue un color un tanto amarillo que preferí oscurecer dando una segunda mano de Lasur  alterando el color con otro tinte.


Y por último este macetero tan estropeado.



Y aquí el resultado final. Justo como quería ninguno tiene el mismo color. 




El siguiente trabajo que tengo en mente para el jardín será reforzar y repintar un banco del que se oc upó mi marido hace unos años y ha vuelto a estropearse. 

Y sin más me despido, no sin antes invitaros a que volváis cada vez que se os ocurra. 


miércoles, 13 de julio de 2016

Taller de envejecimiento de la madera con Pyma y Xylazel.


La cita: Un viernes por la tarde. La consigna: Llevar algún objeto de madera de un tamaño no superior a una mesilla.

Ya que me muevo en transporte público, lo mejor era llevar una silla infantil de madera sin tratar, que no era muy grande y pesaba poco. Verme subir al bus de esta guisa es un espectáculo. Yo, con mi silla viajera. De casa al trabajo, el trabajo al taller, del taller a casa. 


Y aquí me encuentro de nuevo en uno de estos talleres por los que he cogido afición. Tardes de relax en buena compañía experimentando y aprendiendo con nuevos productos. 
Vuelta a este local que me gusta tanto y se está volviendo un poco como mi casa, en la que me reúno con amigos. Seguramente sea la última vez que lo vea con este aspecto porque esa misma tarde lo estaban desalojando para reformarlo.


Siempre llegamos a mesa puesta. Es emocionante verlo todo tan colocado esperándote.



Primero, como está mandado, las explicaciones técnicas a cargo de Esther de Pyma. 


A su lado, con delantal verde también, Guadalupe de Recicoracion a la que habían "engañado" previamente para que probara todos los productos, hiciera muestras y nos pudiera dar una clase magistral sobre ellos.


Y posteriormente  René de Xylazel,con José dando apoyo en todo momento, hizo lo propio documentando sus explicaciones con una serie de diapositivas y chascarrillos. 


Como veis, Teníamos un amplio surtido de productos que utilizar para conseguir los efectos deseados para envejecer nuestras piezas. Podíamos decapar, teñir, craquelar, pintar, encerar, lijar, volver a pintar... lo que se nos ocurriera.


Anunciaron que al final se premiarían 5 de los trabajos que más gustaran, hechos en la tabla, con lotes de productos. 


Y entonces comenzó la revolución. Todo se volvió un campo de batalla en el que competíamos a base de martillazos y brochazos. Una bendita locura!!! 



Me gusta observar la complicidad que surge entre las participantes que ya se conocen de otras ocasiones, Aquí Nieves (Delanina) y Julia (Aunasi).
Me encanta esta foto, chicas. 


Yo sólo tenía en mente hacer mi silla...


...Y comencé a pintarla de rosa porcelana (un color que me encanta), Mientras la pintura secaba y antes de hacer el siguiente paso decidí meterle mano a la tabla. 
Casi no había hecho más que darle una base de blanco antiguo cuando oí a Esther decir: "Quedan 15 minutos". Madre mía, el tiempo vuela cuando haces lo que te gusta. Considerando las opciones... era imposible terminar la silla así que decidí terminar la tabla. 

Sin tiempo, sólo con una capa blanca y otra azul iba a quedar muy sosa por lo que acabé poniéndole mi sello... un corazón hecho a mano alzada.
  


Aunque es algo muy sencillo me reservo un post independiente para mostraros este trabajo.

Para "fingir" un acabado para  la silla, le até a modo de adorno un par de cintas muy monas que había traído Guadalupe 

Y como siempre, lo bueno acaba, y lo hace con una foto de grupo como esta. 


Mi tabla no resultó ganadora, pero he de decir que nunca pierde nadie. 
Así volvía yo de cargada después. Qué dolor de hombro y qué felicidad a partes iguales !! 




Seguramente hasta septiembre no pueda meterme en ningún otro "fregao" como éste. Cómo lo voy a echar de menos. 

Y hasta aquí puedo leer. Os sigo esperando por este rincón, volved cuando os apetezca. 

domingo, 10 de julio de 2016

Mi mesilla del taller de Leroy Merlin Getafe


Como os comentaba en el post anterior, tuve que irme del taller sin haberlo acabado,  pero me propuse terminar de inmediato lo empezado así que al día siguiente me levanté muy tempranito.

El nuevo punto de partida fue éste... la caja ya pintada de rosa porcelana de Xylazel.  



Quería complementarlo con el dorado que también iba a comercializar la marca. 

Se me ocurrió dar uso a algo que llevaba tiempo guardando para una ocasión como ésta. Una plantilla de estarcir muy barata y fácil de conseguir. 


Se trata ni más ni menos que de parte de los embalajes de arroz con leche tamaño familiar Mercadona. Son las planchas que se utilizan para separar capas y tener sujetos los productos. Y como yo quería hacer lunares tamaño familiar me vinieron al pelo. 

Los fijé con un poco de cinta de carrocero.


Y comencé la tarea.


Luego encinté el frontal para conseguir enmarcar un cuadrado. 


Y más pintura dorada. 


Así quedó al retirar la cinta de carrocero.


Otra perspectiva, para que veáis el sobre y los laterales. 


Y ya sólo quedaba pintar las patas en dorado (creo que lo pedía a gritos) y pegarlas con "No más clavos". 

Y aquí os la muestro terminada. Os apetece un café?









No quiero despedirme sin agradecer a Leroy Merlin, Xylazel y Nespoli la generosidad de preparar un kit de productos para que podamos seguir dando rienda suelta a nuestra imaginación. 



Y esto es todo lo que dio de sí mi madrugón de ese sábado.Espero que os haya gustado el resultado tanto como a mí.
Nos seguimos viendo por este lugar, si decidís volver a verme.