domingo, 8 de febrero de 2015

Cintas y puntillas

Lo bueno de trabajar en una empresa con mucha gente y durante muchos años es que te permite conocer en profundidad a más personas que si lo haces en una pequeña empresa. Después de 14, casi 15 años viendo y hablando con las chicas de mi departamento todas saben lo que me gustan las labores, las muñecas y las manualidades así que de cuando en cuando alguna me sorprende y me trae algo de su casa a lo que no le da uso. Esta vez Ana, del turno de tarde con quien coincido muy poquito me trajo una bolsita con un montón de cintas de pasamanería y puntillas de su madre que ya no cose. 
Estos pequeños gestos me hacen sentir apreciada porque para lo poquito que ocupan estas cosas que más da conservarlas en el costurero y en cambio se acuerdan de mi y piensan que me pueden ser de utilidad. Jo, como os quiero, chicas!! 



miércoles, 4 de febrero de 2015

Sigo preparadandome para la repostería

Mi momento llegará... mientras tanto sigo comprando menudencias. 

Herramientas para modelar fondant 


Cuchillo para extender ganache y crema


Pistola dosificadora con diferentes boquillas para galletas de mantequilla y pastas de té,


Biberones para decoración con buttercream o glasa,


Cortadores de pasta... de estos tengo latas y latas llenas. 


domingo, 1 de febrero de 2015

Mi máquina de coser centenaria.

Es de la marca estadounidense Jones, del año 1914 así que en el año que estamos cumple nada más y nada menos que 101 años. La compré hará  unos 5 años como si de una joya se tratase por el mero placer de tener una máquina preciosa y con mucha historia. Funciona perfectamente porque la persona que me la vendió las coleccionaba y las ponía a punto, incluso traía el manual de uso original,  pero la verdad es que no creo que nunca la utilice. ¿Es o no una belleza?


Hace ya mucho tiempo que puse un post en el que os mostraba el paso a paso del rincón que creé en mi casa para ella, aunque no os mostré la máquina en sí y ... ella lo vale. 

Top de punto y ganchillo

Probando puntos para tejer unos mitones para mis hijas hice una muestra del punto candelabro... después de hacer varios cruces para que ver bien como quedaba el dibujo me dió pena deshacerlo así   decidí continuarlo dejando las últimas vueltas sin cruzar, como las primeras. Viendo que era muy estrecho para sacar un delantero para Nancy opté por añadir los costadillos de ganchillo. Esto es lo que resultó del experimento.