domingo, 1 de febrero de 2015

Mi máquina de coser centenaria.

Es de la marca estadounidense Jones, del año 1914 así que en el año que estamos cumple nada más y nada menos que 101 años. La compré hará  unos 5 años como si de una joya se tratase por el mero placer de tener una máquina preciosa y con mucha historia. Funciona perfectamente porque la persona que me la vendió las coleccionaba y las ponía a punto, incluso traía el manual de uso original,  pero la verdad es que no creo que nunca la utilice. ¿Es o no una belleza?


Hace ya mucho tiempo que puse un post en el que os mostraba el paso a paso del rincón que creé en mi casa para ella, aunque no os mostré la máquina en sí y ... ella lo vale. 

1 comentario:

chema dijo...

con esas máquinas se hacían cosas muy apañadas. hay telas antiguas preciosas. pienso en la casa de mi abuela, que es como un museo del siglo pasado...