domingo, 27 de mayo de 2012

Organza


Otra cosa que encuentro después de meses. Como tengo tanto (rayando el Diógenes) lo escondo para no tenerlo tirado y a la vista y luego no sé donde. Compré esta tela en varios colores para hacer flores para diademas antes de viciarme con las muñecas.









Ahora que recuerdo debió ser en octubre porque en la misma  bolsa he encontrado un metro de tela polar naranja que compré para hacer un disfraz de calabaza... (ya para este año, jajaja)




 y un trozo de tela de rayas para otro de pirata para una fiesta de cumple que tenía mi hija pequeña y que finalmente hice porque lo corté nada más llegar a casa... que si no me hubiera tocado comprar un disfraz a última hora por no haber encontrado la tela, jijiji. 



También ha aparecido en la bolsa los trozos de tul que me sobraron de hacer la falda pirata 


y una tira de pasamanería que liquidaban a 50 céntimos y que pensé usar para algún traje circense para Nancy... otra cosa pendiente por hacer...


sábado, 26 de mayo de 2012

Mi vieja nueva máquina


Gracias a mi amiga Merceces (Gato de Cheshire) y a su madre tengo un nuevo aparatito para coser. Es un maquinón que debe hacer maravillas (aún no la he probado, sorry) pesa un quintal y está impecable pese a su edad. Seguro que es indestructible, hecha para durar y no como todos los aparatos con los que nos engañan hoy en día. Tengo hasta el manual de instrucciones y es que no hay nada como guardar para hallar. Hay cosas que no deben tirarse nunca, como es el caso. 



Como en la canción de las Nancys Rubias


Bufaaaaaaaaaaaaaandasssss de todos los colooooooooooores...
Pues nada, una incursión en un bazar chino, para buscar estas lanas que al tejerlas van haciendo volantes. Compré una morada para probar y como ese finde andaba mi sobri por aquí y le gustó el resultado compré de más colores e hice una para  mis niñas (Eva y Luna), otra para mí y otra para mi sobri (Diana). Para el año que viene pienso comprar lana "de la buena" y hacer algunas para regalar en Navidad... 

Traje antiguo

Yo debía haber nacido en otra época, me chiflaría haber podido vestir alguna prenda como las que os pongo en el post, con sus bordados, sun puntillas y su blanco inmaculado. Hará un par de meses me paré a buscar un regalo de cumple en el Centro Comercial Mar de Cristal que es el que me queda más cerca del trabajo y me encontré con esta sorpresa. 











Caja con relieve


Primero teñí la caja y luego utilizando una plantilla de estarcir y  pasta de relieve hice el motivo de la hiedra que después pinté y realcé dando luces con una pintura metalizada. 


Bikini beige y maxibolso





miércoles, 23 de mayo de 2012

25.000 visitas



Muchas gracias a todos los que habéis visitado mi blog. Hace ilusión esta cifra tan redonda.

Como crecen

Las compré un poco grandes para ver si le valían para un par de años pero nanay... aunque mi nena es pequeñita y parece que no crece la realidad es la realidad y no hay forma de que entre su piececito en la zapatilla, lo hemos intentado como si fueramos alguna de las hermanastras de Cenicienta pero no ha habido forma. Una pena porque se las hice con mucho cariño. 



sábado, 12 de mayo de 2012

Homenaje a la costura


Encontré un cajón de imprenta en un mercadillo hace unos meses, tenían un par de defectillos, faltan un par de separadores de los compartimentos, tiene una grieta y unas muescas de haber serrado en el marco pero tenía posibilidades. Había visto en internet, sobretodo en páginas francesas como le daban un nuevo uso para decorar, habitalmente cuartos o rincones de costura. Yo prefiero que esté bien a la vista por lo cual lo pondré en el salón.


Por otro lado mi marido encontró un pie de forja de una máquina de coser...
Venía con un sobre de aglomerado que lo hacía bastante feo.


 Yo pensé en cambiarlo y poner un tablero grueso de madera pero como nunca sacaba tiempo de ir a alguna carpintería acabé comprando un tablero largo de pino en Leroy Merlin, y pedí dos cortes idénticos con las medidas que me interesaban y los pegué entre sí con cola de contacto.  El tablero lo teñí con una mezcla de tinte castaño  y roble, quería que fuera oscuro y con tendencia a rojizo.


El cajón lo limpié completamente con agua y amoniaco y se blanqueó bastante pero no quedó impoluto por lo cual la mejor solución era teñirlo. Usé la misma mezcla de tintes pero lo dejé más oscuro aún ya que después cada cuadrado va a ir adornado con una tela de un tono claro y quería que destacase mucho en contraste con el color de la madera.


Pongo fotos del rincón que elegí para estos objetos reciclados. Es el paso del salón al jardín trasero, donde "vivía" mi máquina de coser centenaria sobre una estantería de saldo.


Lo siguiente fue presentarlo en ese rincón a ver si me gustaba  o tenía que rectificar en cuanto a los colores... otra opción era lijarlo todo para quitar parte del tinte o bien pintar en un tono crudo y lijar los cantos para que apareciera el tono oscuro en algunas zonas pero me gustó así, tal cual.


Y por último lo que supuestamente es más fácil y más nos hace sudar, colgarlo y que no quede torcido. Mi marido, el pobre, siempre muy dispuesto y siempre encontrando problemas. Todo lo que intentaba atornillar para que sirviese para colgarlo se partía, por lo cual iba dejando una zona inutilizada para meter un nuevo "ganchito" al final acabé en la ferretería y compré unas plaquitas metálicas que se atornillan atrás y llevan un agujero grande que es del que se cuelga el objeto en las escarpias de la pared y unos tornillos que acabaron partiéndose también. Así que, lo solucionamos con unos clavos y un martillo y en en vez de atornillar... pues claveteamos y funcionó. Eso sí, después de haber medido del techo a la altura donde queríamos ponerlo y del suelo al mismo punto y de derecha a izquierda y de izquierda a derecha... quedó un pelín torcido... muy poquito y lo apañamos enrollando lana en la escarpia que se quedaba más baja para que el soporte acabara mínimamente más alto y se equilibrara.


Y éste es el resultado... ya solo falta rellenarlo, es decir, horas y horas bordando a punto de cruz y ya de paso las cortinas, pero eso es harina de otro costal (la tela que compré lleva casi 3 años metida en una bolsa  a la espera de que la meta mano, sólo hice los visillos). Os pongo una foto desde otro ángulo para terminar.



jueves, 10 de mayo de 2012

Mesilla reciclada

La encontré en la calle, estaba chapada y barnizada pero la chapa estaba completamente abombada. En vez de cristal o puertas tenía unas telas clavadas por detrás para tapar los huecos y a los marcos les faltaban trozos de madera. Como no tengo ni idea de restaurar decidí arrancar toda la chapa y después tratar de tapar imperfecciones con masilla.


  Utilicé una de Valentine que vale para rellenar grietas tanto en las paredes como en la madera. 



No buscaba que quedara perfecta, más bien prefería que pareciera que tenía su trote. Despues para tapar los "ojos" de las puertas utilicé unas planchas de plástico cortadas a la medida y forradas con un papel decorativo de texto manuscrito de la casa Stamperia... que es uno de mis motivos favoritos y de otro papel de Artis recorté las mariposas. 
                                      


 La corona está hecha con ramas de la madreselva del jardín y un ramito de flores baratas de un bazar chino. Creo que da un toque romántico a la mesilla.
 Y et voilà, ya la tengo plantada en el salón de casa.