domingo, 27 de abril de 2014

Tela, telita

Una compra en un puesto del mercadillo. Sueño con  mantelitos, delantales y bolsitas para la compra.



 

sábado, 26 de abril de 2014

Trapillo y agujas de bambú


Hace años que mi hermana y yo compramos trapillo para hacer cositas de artesanía y en realidad aparte de unos cuantos collares poco más hicimos. Yo ando con ganas de hacer cestos para mis hijas e incluso una alfombra pequeñita para la habitación de Eva así que compré hace poco un rollo en color rosa fuerte y ahí lo tengo en stand by. El sábado pasado salimos a dar una vuelta en familia por Madrid, lo que se está volviendo una bonita costumbre que cada día nos gusta más a las niñas y a mí... descubrir rincones desconocidos, ver tiendas diferentes a las de los centros comerciales, la diversidad de gente con la que nos cruzamos, las actuaciones callejeras... un sinfín de cosas a las que no podemos hacer aprecio si lo que nos lleva allí es el trabajo o las obligaciones.
Me encantan las fachadas de tiendas antiguas, los escaparates, los rótulos... Como el de la foto siguiente que fue una antigua vaquería y ahora es un espacio donde durante una semana el espacio se alquila a diferentes artesanos que quieren dar a conocer sus trabajos.


El caso es que en este paseo encontré una tienda tipo "Tiger" y entré a inspeccionarlo todo, balda a balda, y me encontré con unas agujas de bambú enormes (del 30 "ahí no más") y pensé en lo bien que vendrían para hacer cuellos con lana gruesa. Para ver que tal se manejaban dediqué unos minutos a unas vueltas de punto con el trapillo rosa y ... aunque si fueran un poco más largas serían menos incómodas...  es una alegría ver como cunde!!! 


Para que os hagáis una idea del grosor. Las otras agujas son del nº 5


Llegará el día en que teja con agujas gigantes? Es algo que se está poniendo muy de moda. En la feria del DIY las había de un tamaño considerable... No sé si tanto como las de este video pero ... por ahí por ahí andaba la cosa. 

 

viernes, 18 de abril de 2014

Hojaldre con crema de queso - Seguimos con la repostería


Teniendo la despensa llena de preparados para hacer bollitos de todas clases matamos los ratos muertos de los días festivos y ya de paso merendamos por poco dinero y con gusto el resultado de nuestro (poco) trabajo. 


La idea es probar un poco de todo y una vez que tengamos claro qué cosas nos gustan,  tratar de ahondar en su aprendizaje y dejarnos de kits de preparado, pero de momento vamos a lo fácil. No es necesario tener muchos artilugios para hornear, pero para mí son un vicio (como todo lo demás) y los tengo de todas clases, colores y tamaños. Creo que solo he estrenado 2 ó 3, de los grandes, para hacer bizcocho. 


Estas navidades una amiga del trabajo me regaló esta bandejita para cupcakes, que ya tenía ganas de estrenar, así que nos pusimos manos a la obra. (Eva siempre se apunta)




Para esta ocasión cogimos masa fresca del frigo, que tiene un periodo de caducidad muy corto. Es simple hojaldre pero viene acompañado de una tarrina de crema de queso ( que en crudo sabe exactamente igual que la tarta de queso envasada). 



Hay que extender la masa y cortarla en la cantidad de unidades que queramos hacer. 





Se pone la crema únicamente en el centro, para  cortar y rellenar me ayudó Eva. En los suyos puso crema de cacao. 



Y de inmediato al horno precalentado.


La masa sube enseguida, en cuanto cierras la puerta del horno empieza a apreciarse y Eva siempre mira embobada como se hincha. ¡¡Hum, que bien huele!! En las instrucciones recomendaban  baño de huevo por encima para ayuda al dorado y la cocción pero yo  me olvidé.

Una vez fríos están listos para comer 


Una vez hecha la cata puedo asegurar que están buenísimos. Ya tenemos resuelta la merienda.!!!  


Pronto más.

martes, 15 de abril de 2014

Mi curso de cupcakes - Hubo un antes y hay un después

El curso se realizaba en un local precioso, de 2 plantas, lleno a rabiar de artículos para repostería. 

Lo primero... Las presentaciones


Mi amiga Sandra, en primer plano, cantando victoria porque al fin estamos aquí


Una vez allí nos enteramos de que el curso iba a ser de modelado de flores... Se me cayó el alma a los pies porque yo me había apuntado a uno de decoración con manga pastelera que era lo que me apetecia aprender a hacer. Snif, snif, snif. Bueno, era  mejor no ponerse negativa y disfrutar de lo que deparara la experiencia.
Mientras la profe explicaba ingredientes y pasos para realizar la masa de los cupcakes y la iba preparando en directo, íbamos repasando los pasos en nuestro dossier. Mientras se horneaban comenzábamos a conocer las herramientas y materiales. y poco después ... arrancaba la primera decoración sobre unas magdalenas que ya estaban prepararadas de antemano a nuestra llegada y obviamente frías.



Todo empezó con una bolita verde que fuimos aplastando  con un rodillo y que recortamos con un cortapasta circular.



Con esto cubrimos la superficie de la magdalena. 


 Ya teníamos cubiertas las 4


Primero tocó hacer la rosa... La profe nos enseño una técnica diferente de la que yo había aprendido de pequeña con la miga de pan, por lo cual lo hice un poco a mi aire y me salió diferente al resto. La próxima vez lo haré siguiendo al pie de la letra sus instrucciones porque salieron unas rosas preciosas. 




La siguiente fue la margarita. Esta vez usamos cortadores. 




Trabajando, trabajando duramente


 En algún momento del proceso paramos unos minutos para merendarnos las magdalenas que acababan de salir del horno.


Para la anémona usamos este cortador y un acocador para darle forma y movimiento. Se corta doble y se modela un botón que se pondrá en el centro sobre el que se pincharán los pistilos 



y por último la cala que se hace también con un cortador en forma de corazón  enrollándolo en forma de cono dentro del cual se introduce el pistilo, modelado con pasta amarilla en forma de lágrima alargada. No hice fotos del proceso porque ya andábamos mal de tiempo y me metí de lleno en faena.
El resultado fue éste. 


 Los últimos detalles, hojas para la cala. 



Al final acabé encantada con el curso. 


En detalle, cupcake a cupcake.





Ya todos listos para llevar a casa 


Y para terminar pongo la foto grupal de los asistentes al curso,


En ella se nos ve a Sandra y a mí con los delantales que hice para la ocasión, casi idénticos y que Sandra no esperaba ni por asomo. Os los mostraré mejor en otro post. 
Y hasta aquí mi primera aventura pastelera... pero sin duda continuará!!!!

domingo, 13 de abril de 2014

Mi visita a la Feria Diy - Parte 1


Acudí a esta feria por primera vez. Creo que era la tercera edición. Supuse que encontraría básicamente cosas relacionadas con patchwork, repostería y fofuchas que es de lo que está ahora inundado internet y mi sorpresa fue encontrarme con cosas mucho más variadas. Hice muchas fotos así que las repartiré en varios post para no agobiaros. 
Nada más entrar un puesto de venta de artesanía en madera y pintura.  Carteles, letreros, cabeceros, letras... Me impactó todo lo que ví y pensé que no habría ningún puesto que lo superase... como así fue. Salí pensando que era mi lugar favorito de la feria. 






El artista 











Bodys pintados para bebés




Alquiler de flores para decoración de eventos 


Bolsos y zapatillas



Camisetas pintadas a mano



Scrapbooking





Me encantaba el mandil


Chucherías




Cupcakes y patchwork. Qué buena mezcla!!





 

Artículos realizados con papel 


Joyería




A la llegada se hacía muy fácil pasear de puesto en puesto, una hora después el edificio era un hervidero de personas. Hice bien en llegar prontito, de hecho fui la "prime" en entrar.


En este puesto vendían esquemas de punto de cruz personalizados. Encargas el trabajo que tú quieras y te lo trasladan a gráfico para bordar. Una opción muy interesante a tener en cuenta para un regalo bordado por nosotras. 


Un puesto de bisutería de fimo


Subiendo la escalera a la primera planta... aún quedaba otra más 


Continuará...