sábado, 26 de abril de 2014

Trapillo y agujas de bambú


Hace años que mi hermana y yo compramos trapillo para hacer cositas de artesanía y en realidad aparte de unos cuantos collares poco más hicimos. Yo ando con ganas de hacer cestos para mis hijas e incluso una alfombra pequeñita para la habitación de Eva así que compré hace poco un rollo en color rosa fuerte y ahí lo tengo en stand by. El sábado pasado salimos a dar una vuelta en familia por Madrid, lo que se está volviendo una bonita costumbre que cada día nos gusta más a las niñas y a mí... descubrir rincones desconocidos, ver tiendas diferentes a las de los centros comerciales, la diversidad de gente con la que nos cruzamos, las actuaciones callejeras... un sinfín de cosas a las que no podemos hacer aprecio si lo que nos lleva allí es el trabajo o las obligaciones.
Me encantan las fachadas de tiendas antiguas, los escaparates, los rótulos... Como el de la foto siguiente que fue una antigua vaquería y ahora es un espacio donde durante una semana el espacio se alquila a diferentes artesanos que quieren dar a conocer sus trabajos.


El caso es que en este paseo encontré una tienda tipo "Tiger" y entré a inspeccionarlo todo, balda a balda, y me encontré con unas agujas de bambú enormes (del 30 "ahí no más") y pensé en lo bien que vendrían para hacer cuellos con lana gruesa. Para ver que tal se manejaban dediqué unos minutos a unas vueltas de punto con el trapillo rosa y ... aunque si fueran un poco más largas serían menos incómodas...  es una alegría ver como cunde!!! 


Para que os hagáis una idea del grosor. Las otras agujas son del nº 5


Llegará el día en que teja con agujas gigantes? Es algo que se está poniendo muy de moda. En la feria del DIY las había de un tamaño considerable... No sé si tanto como las de este video pero ... por ahí por ahí andaba la cosa. 

 

1 comentario:

Galera dijo...

A mi me encanta pasear por la cuidad y ver tiendas con encantao,me alegro que encontraras las agujas veras como haces maravillas con ellas,besos