jueves, 5 de mayo de 2011

Dos cuadros para una princesa


El día 31 de marzo fue el cumpleaños de mi sobrinilla Marta. Compramos una cocinita de madera preciosa, con su horno, su fregadero de aluminio y sus complementos para cocinar pero yo había empezado a hacerle unos cuadros que aproveché para regalarle ese día. El marco está hecho con pasta de textura, pinté una letra precortada en madera en rosa con puntos blancos para hacer el primero y una lámina con un castillo y un par de pinzas para que se puedan poner notas o fotos. Si mis cuñados no mintieron les gustó mucho.




1 comentario:

I LOVE MELITA dijo...

hola hola!! me encantan todas estas cositas artesanales que haces, la silla te ha quedado de fábula!! a mi tb me gusta reciclar las cosas y darles una nueva vida. los cuadros alucinantes!! un beso y encantada de conocerte!!!