jueves, 7 de junio de 2012

Portavelas


Cuando los compré eran así


No encajaban en ningún rincón de casa así que había que tunearlos un poco para poder buscarles un sitio. Lo primero fue pintarlos de blanco.


 Y a continuación solo tuve que dar una pátina gris, esperar a que secara un poco y frotar con un paño seco para levantarla parcialmente hasta que quedara a mi gusto.
Ahora casi lo más difícil es ver donde los pongo porque al final toda la casa está llena de adornitos y menos es más.



No hay comentarios: