lunes, 29 de diciembre de 2014

Mi primer jersey de punto

Como era el primero pensé hacerlo para mí, pero al ver que me había salido bien pensé en regalarlo a una amiga del trabajo a la que no me canso de agradecer que me regalara algunas cosas de su Nancy de la infancia.


Le encantó el jersey y me lo agradeció como siempre con una de sus preciosas sonrisas, más tarde me pasó una foto de su muñeca de su niñez, Emma de Eda, con el jersey puesto. Le queda de fábula!!! 



Por cierto, el caballete y el marco que hay delante de la muñeca se lo  regalé también hace años, muchos, probablemente más de 10, en un amigo invisible de la empresa que hacemos por Navidad. Entonces no sabía hacer nada más allá de teñir madera.


Muchos años de amistad, Gloria... y los que nos quedan.

2 comentarios:

Galera dijo...

Te ha quedado de lujo me gusta y a la keka le queda genial,besos

Lucía dijo...

Me encanta cómo te quedó, le sienta a Nancy de maravilla.
Feliz última semana del año.