domingo, 28 de junio de 2015

Ambientador

Los hago muy a menudo con pasta de papel y los tengo por los armarios o en los tiradores de las puertas y cajones.

Busco la servilleta adecuada... en este caso entre los restos de un trabajo anterior. 


Elijo un cortapastas, corto la forma y la dejo secar. Y sí, de entre los millones de cortadores que tengo elegí otra vez el corazón, que le voy a hacer. 


Siempre quedan rebabas y rugosidades... 


que se quitan muy bien con una lija.


Luego con todo el cuidado posible se pega la servilleta tratando de que quede lo más estirada posible. Aún no he conseguido hacerlo sin que salgan algunas arrugas pero no desespero. 


Y por último les añado una cinta para colgar y adorno con una lazada y listo!! 


Un par de gotas de aceite esencial o de ambientador y como la pasta es porosa lo absorbe y aguanta un rato. 

2 comentarios:

Candela. dijo...

ains, tengo yo uno en el bañ que me regalaste tú!

Laura E. (mbmprincessita) dijo...

Que guay que lo conserves!! Un beso.m