sábado, 8 de octubre de 2016

El antes y el después de unos cuadros de mercadillo.


Los compré por aprovechar el marco ya que eran muy baratos. Las ilustraciones de Ruth Morehead estaban arrugadas, aparte de que nunca me han gustado demasiado. La idea era usarlos de nuevo para "La habitación del hijo" así que me decidí por imprimir su inicial y una imagen de un ciervo descargadas de internet. 


Después de unas manitas de pintura de tiza blanca, lija y un cambio de paspartú, hélos aquí.



Os aconsejo tener archivadas estas imágenes que los propios ilustradores comparten de cuando en cuando de manera gratuita. Ya véis lo bien que pueden venir para ciertos trabajos. 

Bueno, pues otra pijadita con la que seguir decorando la habitación de estudio, ya está casi terminada a falta de la cortina y algún detalle, pero me gusta ir mostrando todo poco a poco. 

Espero sepáis perdonarme la mala calidad de las fotos, prometo esmerarme más en las próximas. 
Sigo esperandoos por aquí, si queréis volver. 


1 comentario:

decosuvintage dijo...

Menudo cambio!!,nos encantan estos cuadros.
También guardamos imágenes que nos gustan por un si....
Feliz semana
Besos