domingo, 25 de septiembre de 2011

Cajón de imprenta



Comprado hace un par de meses en un mercadillo. Es uno de los cajones que componen un chibalete de impresión (siempre lo había visto escrito con v, porque viene del francés chevalet (caballete) pero la RAE no lo tiene registrado así), servía para guardar organizadamente los tipos de impresión. De un tiempo a esta parte se ha puesto de moda restaurarlos y colgarlos en la pared colocando miniaturas dentro (como las casitas de muñecas de madera que teníamos de peques) o, que es la opción que yo voy a elegir, rellenando cada recuadro con motivos de punto de cruz, letras, alguna imagen pequeña, puntillas, bordados, algún dedal, tijeritas, botones de nacar... Ahora voy a tener menos tiempo pues he vuelto al trabajo pero no pienso dejar aparcada esta idea porque quiero tener cuanto antes ese rinconcito representativo de la belleza de las labores y los objetos antiguos.

No hay comentarios: