sábado, 24 de mayo de 2014

Cuello de lana para Luna

 Hace un par de años salió esta colección de fascículos de punto. Suelo comprar el nº 1 de todas las que me pueden interesar para cotillearlas y para aprovecharme del regalo que hacen con la oferta inicial. En este primer número aparte del fascículo venían las agujas, la lana degradada y una bolsa de arpillera y plástico. Viendo el uso que este año estaba haciendo mi hija mediana de bufandas y cuellos de lana me decidí a dar por fin uso a la madeja que venía con la colección. Como se la fui tejiendo en el bus de camino al trabajo en vez de hacerla con agujas de punto que ya me parece excesivo, la hice con una aguja gruesa de ganchillo que tenía guardada para el día que me de por tejer con trapillo... (sí, también tengo madejas de trapillo guardadas y casi olvidadas desde hace años, jajaja) 



Usé una aguja de una numeración mayor a la que pide esta lana para evitar que el cuello quedara  muy tupido y apretado sino calado y esponjoso para que fuera más cómodo y agradable de llevar. Cuando se la enseñé ya terminada le encantó y se la pone muy a menudo. 


Así es como sienta. 



1 comentario:

Geno dijo...

La lana es preciosa y el cuello ha quedado genial