domingo, 19 de abril de 2015

Amor con clavos

El día de los enamorados aprovechando una de las tablas que nos habían sobrado de algún trabajo busqué entretenimiento para Eva, La idea era que pasara un rato pintando, aburrida como estaba, y luego hacernos unas fotos y pasárselas a mi marido  al móvil a modo de felicitación... 
Tracé las letras a mano alzada y dejé que la niña las rellenara con plastidecor y luego salimos al jardín cámara en mano. 



La tabla iba a bajar al sótano a esperar pacientemente que se me ocurriera algo que hacer con ella hasta que un par de fines de semana más tarde Eva volvía a aburrirse y la rescaté de nuevo. Fuimos dando un paseo a por clavitos a la ferretería y ya de vuelta... a clavetear como locas.


Y luego "le di carrete" para que libremente enredara el hilo.




Y he aquí el resultado del trabajo que hizo con sus manitas. 


Probalemente otra tarde lo volvamos a sacar a la palestra y lo rematemos tiñendo la madera... ya se verá!

1 comentario:

chema dijo...

qué chulada, laura, sois unas artistas! me encantan las fotos!!