miércoles, 1 de junio de 2011

Un clásico


Tengo "esto" desde la mudanza de mis suegros de chalé al pisito que se compraron. Como han reducido su espacio a un tercio les sobraron un montón de cosas. Tiraron cortinas, vajilla, toallas, montones de cosas que no les iban a caber en casa y este cacharro también iba a la basura. Es el típico artículo de chino, de cerámica brillante y colores imposibles, del verde al salmón pasando por las vetas marrones y manchas beiges. No me gustan nada las cosas brillantes, había que hacerlo mate sí o sí. Lleva dos capas de color marfil en spray, (quedaba soso), una color cobre (se me fue la mano o la pinza, quedaba muy llamativo) y después el MÁGICO betún de judea y una "jartá" de frotar para retirar el betún y ya de paso gran parte de la pintura color cobre. Creo que se ha arreglado con ese toque rústico y viejo. Ahora, no me gustaba al principio y no me gusta al final, pero a mi madre sí, como tiene muebles clásicos en su piso de Pontevedra le va a quedar bien.



No hay comentarios: