domingo, 16 de febrero de 2014

Halloween en febrero o ...

"te lo llevo pidiendo desde octubre".

Quienes me seguís habitualmente sabéis que estoy abonada a las ofertas de repostería de Lidl. Cada vez que sacan catálogo con artículos de este tipo allá que voy y arraso. En octubre compramos algunas cosillas de Halloween pero ha ido pasando el tiempo y no nos poníamos a la tarea. Hasta que Eva me dio un ultimátum y no me quedó más remedio que sacar un hueco. 
Confesaré que tengo tendencia a no hacer ni caso de los tiempos ni las proporciones que pone en la caja... porque cuando los sigo a pies juntillas sale mal... La experiencia demuestra que si no sigo las instrucciones al dedillo... también sale mal. 
En esta ocasión el primer problema fue hacer caso omiso de la instrucción "mezclar el preparado de glasa con UNA CUCHARADA DE AGUA", me parecieron demasiados polvitos para tan poca cantidad de líquido así que usé el doble de agua y menos polvitos. El resultado fue una glasa líquida que no se solidificó. El segundo problema fue dejar un minuto o 2 más el preparado en el horno por lo cual la base quedó más tostada de lo que debería y el tercer problema ya no es culpa mía. Al empezar a hornear el preparado la masa se abomba, por lo cual una vez hecha y puesta con la base hacia arriba para recibir la glasa, dicha sustancia resbala porque la galleta se está sustentando sobre una superficie curva. De esto extraigo que para estas galletas hay que seguir meticulosamente las instrucciones y ya de mi cosecha, que hay que hacer montoncitos de masa muy grandes para poder cortarlos con un cortapastas y que queden todos iguales  y rebajar la parte convexa con un cuchillo hasta hacerlas planos.
Comentado todo esto llegamos a la parte final... El sabor!!! Decir que la galleta no era tal sino un bizcocho de soletillla por la textura y el sabor. La glasa a fin de cuentas es azúcar pero venía aromatizado y el sabor no era precisamente una delicia. Las obleas de calabacitas son un complemento simpático y como no las he usado todas en esta ocasión las aprovecharé para decorar cupcakes. 
Las fotos del desastre. 


La petición de Eva 


 Nos pusimos a ello después del baño.



El fatídico resultado


Pues... ya que estamos terminemos con las chuches de Halloween


Mis 3 hijos y mi sobri dando cuenta de las gominolas


En fin... Pilarín... que es el segundo pack de repostería que uso y sale mal. Os toca seguir viendo como me queda el resto, porque tengo muchos más. Saludos!!!!


1 comentario:

Silvia LGD (Little Green Doll) dijo...

Las próximas seguro que te saldrán mejor :) Esos ojos dan mucha grima jeje Besos!